martes, 23 de julio de 2013

El Papa Francisco visita Brasil

Una monja brasileña espera para saludar al Papa Francisco en Río de Janeiro, el 22 de julio. El Papa tocó tierra en Río de Janeiro el lunes para comenzar su primer viaje al extranjero como pontífice y una semana de eventos que se espera que atraigan a más de un millón de personas en la reunión de jóvenes fieles en Brasil, hogar de la mayor población católica del mundo.
Abordo del avión, el lunes temprano, el Papa les dijo a los reporteros que el mundo está en riesgo de perder una generación de jóvenes por culpa del desempleo y llamó a tener una cultura más inclusiva. En la foto, el Papa Francisco se ríe mientras conversa con unos periodistas que viajaron en el avión papal hasta Río de Janeiro el 22 de julio.
Aparte de la novedad de un nuevo Papa, la visita se produce por intereses seculares, ya que, por la elección de otros credos y los disgustos por los escándalos sexuales y financieros que han enturbiado l Vaticano en los últimos años, han hecho que muchos católicos en América Latina y en todo del mundo abandonaran la Iglesia Católica. En la imagen, el Papa Francisco habla con los periodistas que viajan en el vuelo papal a Río de Janeiro.
Desde que hace cinco meses sucedió a Benedicto XVI, Francisco ha complacido a muchos con su estilo sencillo, su rechazo a los lujos y sus peticiones a la Iglesia para abogar en nombre de los pobres y la justicia social. En la imagen, una niña espera la llegada del Papa Francisco en el centro de Río de Janeiro.
La visita papal a la metrópolis de la costa atlántica es parte de la Jornada Mundial de la Juventud bienal. 'Dios quiso que el primer viaje internacional de mi pontificado me llevara a mi amada Latinoamérica', dijo el argentino Francisco en su discurso nada más llegar. En la imagen, el Papa saluda a su llegada al Aeropuerto Internacional Antonio Carlos Jobim de Río de Janeiro.
Miles de católicos locales, peregrinos y curiosos llenaron las avenidas para saludar a Francisco, que al principio circuló en un auto cerrado con la ventanilla abierta. En la imagen, el Papa Francisco saluda a las masas de fieles desde el papamóvil en el centro de Río de Janeiro.
El Papa Francisco saluda a los fieles a su llegada a Río de Janeiro. Recibido por un grupo de dignatarios locales, que incluía a la presidenta Dilma Rousseff, Francisco saludó a los presentes antes de comenzar un paseo en coche por el centro de la ciudad, donde los católicos, peregrinos y curiosos se habían reunido para recibirle.
Francisco besa a un bebé mientras saluda desde su papamóvil a la masa de fieles en el centro de Río de Janeiro.
Francisco saluda a los fieles desde su papamóvil en el centro de Río de Janeiro.
La aglomeración de gente dio lugar a una falta de seguridad cuando las multitudes rodearon el coche en el centro de Río. En la imagen, el Papa saluda a la gente desde su papamóvil.
Un grupo de manifestantes muestran su rechazo a la visita papal cerca del Palacio Guanabara, donde el Papa se encontró con la presidenta Dilma Rousseff. Los manifestantes continúan con sus protestas contra el gobierno, que comenzaron en junio en medio del creciente descontento económico y social de Brasil.
Pequeñas y dispersas protestas callejeras se desarrollaron en Río la noche del lunes y se prevén nuevas manifestaciones durante la visita papal, sobre todo, por parte de feministas, grupos pro derechos de los homosexuales y otras personas que no están de acuerdo con las doctrinas sociales de la Iglesia, a su entender anticuadas. En la imagen, la policía antidisturbios detiene a un manifestante durante los enfrentamientos cerca del Palacio Guanabara, donde el Papa Francisco estaba reunido con la presidenta Dilma Rousseff.
Policías antidisturbios disparan balas de goma a los manifestantes cerca del Palacio Guanabara, mientras que Francisco era recibido por la presidenta Dilma Rousseff.
El Papa Francisco da la mano a la presidenta Dilma Rousseff después de recibir un cuadro de Río de Janeiro durante una ceremonia de bienvenida en el Palacio de Guanabara, en Río de Janeiro. Rousseff dijo que Brasil comparte la preocupación del Papa por la justicia social y destacó los avances contra la pobreza realizados por su gobierno y el de su predecesor, Luiz Inacio Lula da Silva.
El Papa Francisco Saluda mientras abandona el Palacio de Guanabara, donde asistió a una ceremonia de bienvenida en Río de Janeiro el 22 de julio. Además de la recepción, Francisco tiene programado ir a a visitar el santuario de San Pablo, pasar a ver a los habitantes de una favela, conducir un servicio gigante en la playa de Copacabana en Río y realizar una misa en un frente a un gran público en una campo fuera de la ciudad.

0 comentarios :

Publicar un comentario