martes, 9 de diciembre de 2014

¿Buscas trabajo? No olvides los ocho ingredientes de la receta clásica


1.- RESPONDE CON RAPIDEZ A LAS OFERTAS DE EMPLEO

Las empresas reciben cientos o miles de respuestas a sus anuncios. Por eso, cuanto más rápido seas en responder, más aumentas tus probabilidades de que la empresa lea tu curriculum. Ser el primero realmente puede dar una ventaja, aclaran los expertos, especialmente porque las compañías no tienen capacidad para analizar miles de historiales profesionales.

2.- CÉNTRATE EN TUS EMPRESAS PREFERIDAS

A veces puedes caer en la tentación de disparar a todo, pero aunque estés en el paro también tienes que ser selectivo. Los expertos recomiendan hacer una lista de las empresas que sean más interesantes, y hacer los deberes, es decir, visitar su web, suscribirse a Google para recibir sus alertas o, si han colgado en su página la oferta de empleo, responder directamente por esa vía. Incluso recomiendan seguir en Twitter a los responsables de Recursos Humanos de los empleadores.

3.- ADAPTA TU CURRÍCULUM A LOS TIEMPOS ACTUALES: LAS 'KEY WORDS'

Se trata de personalizar tu currículum para incluir las palabras clave de la oferta de empleo. No importa que tu historial sea estelar, aseguran los expertos, pues tendrá pocas posibilidades de prosperar si las palabras claves del puesto no se muestran. "Recibimos miles de currículos, por lo que a veces comenzamos la selección por las palabras clave especificadas en la oferta. Si conseguimos suficientes candidatos de esa manera, para qué mirar los otros currículos", asegura una de los empleadores participantes en la conferencia.

4.- TRABAJA TU RED PERSONAL

Tampoco hay que dejar de lado la red personal, el conocido ahora como 'networking' porque cuanto más puntos de contacto haya con una empresa, mayores probabilidades de obtener el empleo. Por ejemplo, las referencias son muy importantes, pero no solo se trata del 'networking' presencial sino también del virtual, a través de redes profesionales como LinkedIn. Los expertos señalan que el contacto no tiene por qué trabajar en Recursos Humanos, aunque sí debería estar en posición de pasar el currículum a este departamento.

5.- PLANIFICAR LA ENTREVISTA

El día de la entrevista es el más importante y los reclutadores pueden realmente detectar a quién le han dedicado tiempo a prepararla. Hay que llegar con tiempo, con una presencia impecable y con las respuestas habituales bien aprendidas.

6.- HACER PREGUNTAS INTERESANTES

Los expertos coinciden en que una buena pregunta puede llegar a dar la vuelta a una entrevista. Se trata de cuestiones estratégicas que realmente puedan elevar el tono de la conversación. No se trata de lanzar cuestiones básicas que puedan estar en la web, sino por ejemplo, ¿Qué tiene esta empresa que hace que todos vengan a trabajar con ilusión? También ayudan las preguntas específicas sobre el puesto, y aquellas que demuestran conocer a fondo la actualidad de la compañía.

7.- ENTUSIASMO POR EL PROYECTO

Esto es casi un tópico, pero indispensable si quieres encontrar trabajo. Los reclutadores quieren contratar a personas que sientan auténtica pasión por su trabajo y que transmitan ese entusiasmo a todos los que estén a su alrededor en la oficina.

8.- ACLARAR LOS 'GAPS' O ESPACIOS EN BLANCO DE CURRÍCULUM

Si su currículum tiene un salto en blanco, lo mejor es hablar de ello con orgullo. Por ejemplo, si se ha tomado un tiempo para cuidar de los hijos, de algún familiar enfermo o inició algún proyecto empresarial que no cuajó. En estos casos hay que explicar por qué se tomó esta decisión y las recompensas obtenidas. En todos los caso, incluso cuando se ha estado sin trabajo, hay que resaltar lo que se ha hecho y los efectos positivos que ha conseguido el candidato. Las empresas no suelen penalizar a quienes explicar su currículum con honestidad, sin tratar de camuflar aspecto visible para todo el mundo



0 comentarios :

Publicar un comentario