jueves, 1 de octubre de 2015

Tension Entre Estados unidos y Rusia en medio oriente

Moscú dice que bombardeo atacó objetivos del Estado Islámico, pero EE. UU. cuestiona esa versión.


Rusia inició este miércoles su campaña de ataques aéreos en Siria, la mayor intervención del Kremlin en Oriente Próximo en décadas, pero su afirmación de que había impactado al Estado Islámico fue inmediatamente cuestionada por Estados Unidos y rebeldes en el terreno.
Los ataques aéreos llevaron a una nueva fase de inestabilidad a la guerra civil en Siria, que ya lleva cuatro años, mientras el presidente Vladimir Putin avanza enérgicamente en afirmar la influencia rusa en una región inestable.

Moscú y Washington ofrecieron relatos contradictorios de qué blancos habían sido atacados, subrayando las crecientes tensiones entre los exenemigos de la Guerra Fría por la decisión rusa de intervenir.

Washington está preocupado por que Moscú esté más interesado en apoyar al presidente sirio, Bachar Al Asad, que en derrotar al Estado Islámico (EI). El ministerio de Defensa ruso dijo que los ataques apuntaron a equipamiento militar, instalaciones de comunicación, depósitos de armas, municiones y combustible del EI. Pero funcionarios estadounidenses sostuvieron que las incursiones parecían ser a blancos en la zona de Homs, y no en alguna área en manos del EI.
Rusia advirtió a Estados Unidos antes de los ataques que mantuviera a sus aviones fuera del espacio aéreo sirio, pero Washington siguió adelante con su campaña de incursiones contra fuerzas del EI y dijo que había apuntado contra el grupo insurgente cerca de la ciudad de Aleppo.
Un funcionario estadounidense dijo que Moscú avisó a Washington con una hora de anticipación de los ataques, que el Kremlin dijo que estuvieron diseñados para ayudar a Al Asad, su aliado regional más cercano, a derrotar a los militantes islámicos.
El aviso del ataque llegó a través de un funcionario ruso en Bagdad, que solicitó a la fuerza aérea estadounidense que evite el espacio aéreo sirio durante la misión, dijo el portavoz del Departamento de Estado estadounidense John Kirby.
En Moscú, Putin dijo que los ataques aéreos rusos en Siria serían limitados en alcance y que espera que Al Asad esté dispuesto a una reforma política y un compromiso por el bien de su país y su pueblo. “Sé que el presidente Al Asad entiende eso y está preparado para un proceso de ese tipo. Esperamos que sea activo y flexible y esté listo para comprometerse en nombre de su país y su pueblo”, afirmó Putin a periodistas.
Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, sostuvo que Washington tendría “graves preocupaciones” si Rusia atacara objetivos sirios donde no hubiera combatientes del EI.
Kerry también dijo ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que el grupo yihadista “no puede ser derrotado mientras Bachar Al Asad siga siendo presidente de Siria”.
En tanto, una fuente diplomática francesa dijo que atacar a Homs y a grupos opositores, pero no al EI, mostró que el principal objetivo del Kremlin es respaldar a Al Asad.
Las áreas de la provincia de Homs atacadas por los rusos están controladas por una serie de grupos rebeldes, que incluyen a algunos que operan bajo la etiqueta de Ejército Sirio Libre, dijeron activistas, residentes y rebeldes. Ninguna de las fuentes identificó al EI como un factor que opere en esas zonas.
Al Asad considera a todas las fuerzas que se oponen a su mandato en la guerra civil como grupos terroristas. Iyad Shamse, líder del grupo rebelde sirio Frente Asala y Tanmieh (FSA), dijo a Reuters: “No hay Estado Islámico en esa zona. Los rusos están ejerciendo gran presión sobre la revolución. Esto fortalecerá el terrorismo”.
Shamse puso la cifra de muertos en los ataques aéreos rusos en 50 civiles, incluyendo niños.
Estados Unidos y Rusia acordaron ayer sostener una reunión “lo más pronto posible” entre sus militares para coordinar operaciones en Siria, dijo Kerry.
“Acordamos en la urgencia de tener, lo más pronto posible, quizás tan pronto como mañana (...), una discusión de militares a militares para apaciguar el conflicto” sobre los objetivos previstos, afirmó Kerry a periodistas junto a su contraparte rusa, Sergei Lavrov, tras una reunión conjunta en la sede de las Naciones Unidas.
Francia investiga al régimen sirio
Una investigación penal por “crímenes contra la humanidad” fue abierta en Francia contra el régimen de Bachar Al Asad por hechos ocurridos en Siria entre el 2011 y el 2013, y París instó a “actuar contra la impunidad de estos asesinos”.
“Ante estos crímenes que hieren a la conciencia humana, ante esta burocracia del horror, tenemos la responsabilidad de actuar contra la impunidad de estos asesinos”, afirmó el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius.

0 comentarios :

Publicar un comentario